sábado, 24 de enero de 2015

Megapapelería en bodega

                                          bodegas del Idipron./ Cortesía: Contraloría

Mientras las diferentes entidades distritales gastan cada año millones de pesos en papelería e insumos de oficina, desde 2010 el Instituto para la Protección de la Niñez y la Juventud (Idipron) tiene en sus bodegas una “megapapelería” con arrumes de elementos en desuso y proceso de deterioro, avaluados en casi $1.500 millones. Son miles de útiles escolares, libros, papel, cuadernos, lápices, lapiceros, entre otros, que están en siete bodegas de la institución. La denuncia la hizo la Contraloría Distrital, al anunciar una indagación preliminar “para establecer el daño al patrimonio público e identificar a los posibles responsables”.
La denuncia causó revuelo y la esperada respuesta del Distrito, que se defendió diciendo que los elementos los adquirió la anterior administración. De paso, anunció una demanda penal contra los funcionarios de la Contraloría que hicieron público el hallazgo, al considerar que el procedimiento fue irregular. Roberto Contreras, director (e) del Idipron, explicó que al llegar la actual administración encontraron esos elementos, pero que el volumen de materiales ha sido mayor al que usa la entidad. “La pregunta es ¿por qué la anterior administración compró tantos?”.
El contrato fue por casi $1.800 millones y lo ganó la Unión Temporal Mundo Cipe, conformada por las empresas Mundo Científico Ltda. y CI Colombia CIPE S. A. En la primera el representante legal es el exboxeador Fidel Bassa Santana. A pesar de que el Idipron atiende sólo a 3.000 niños y jóvenes, entre los miles de objetos adquiridos en ese momento se encuentran cantidades tan absurdas como 100.000 cuadernos y casi 300.000 lápices y lapiceros. Esto sin contar libros, diccionarios, papel, cartulina, acuarelas y pinceles, hasta esencias y palos para pinchos.
Fuente:http://www.elespectador.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario