miércoles, 30 de septiembre de 2015

350 certificaciones laborales para fortalecer gremio floricultor


Con el objetivo de potenciar la labor de los campesinos dedicados al cultivo de flores, que durante años han ejercido su actividad de forma empírica, el SENA entregó 350 certificaciones de competencia laboral en Manejo y Control de Plagas y Trabajo en Alturas que les permitirá a las empresas contar con buenas prácticas de cultivo y contar con un equipo que les ayude a proyectarse a nuevos mercados internacionales.

Los trabajadores certificados pertenecen a la empresa Elite Flower que cuenta con cerca de 8.000 empleados y, en temporadas de alta demanda, puede llegar hasta los 12.000. La entrega se realizó en dos jornadas, el primer grupo de 96 personas la recibió en la finca Las Palmas del municipio de Tocancipá y el segundo grupo fue certificado en el municipio de Bojacá.

El impacto que puede alcanzar esta certificación se refleja en la calidad de las flores en los mercados internacionales. Actualmente es el único producto que se exporta a 90 países y con los tratados de libre comercio firmados en los últimos años, este mercado podrá extender su cobertura.

“Esta certificación es muy valiosa pues nos permite crecer en la idoneidad de los procesos de cultivo y eso ratifica que vamos por el camino correcto. Además, ha contribuido con la motivación de nuestros empleados que se sienten orgullosos de recibir este reconocimiento”, destacó Mauricio Morales, gerente de gestión humana de Elite Flower. 

Las dos competencias, Manejo y Control de Plagas y Trabajo en Alturas, fueron acordadas en la Mesa Sectorial de Floricultura que recibió la solicitud del gremio floricultor por ser las de mayor relevancia en el momento y, también, por encontrase dentro de las más solicitadas por las empresas de la zona.

Según Katherine Mejía, presidenta de la Mesa Sectorial de Floricultura, “el control fitosanitario de plagas es muy importante por la evolución que éste presenta, además la construcción de invernaderos es una actividad que constantemente se realiza en las fincas productoras, de ahí la pertinencia del Trabajo en Alturas”. 

Para obtener un certificado el trabajador es evaluado, tanto en la teoría como en la práctica, durante seis semanas por profesionales de la Entidad. 

“Es una gran satisfacción ver a las personas cuando reciben su certificado y lo orgullosos que se sienten al comprender que sus conocimientos tienen un valor agregado”, manifestó Estela Gómez, evaluadora de procesos de validación y certificación del SENA.

Colombia ocupa el segundo lugar en el mundo en exportación de flores, después de Holanda, y es el primero en la exportación de claveles, siendo los mercados con mayor demanda en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia y Japón.

Para Javier Duarte, un campesino tolimense con más de 30 años experiencia en los oficios de agricultura y quien desde hace dos años viajó con su familia para vincularse a la empresa Elite Flower, el certificado entregado por el SENA tiene un valor especial, “en todos estos años que llevo cultivando el campo, es la primera vez que una institución certifica lo que hago”.

Para la fiesta de San Valentín, Colombia exportó cerca de 500 millones de flores. Una gran cantidad de rosas pero, también, astromelias, gerberas, carnations y manicarns. Son especies con buena producción en climas fríos como los del altiplano cundiboyacense, lugar en el que está la mayor cantidad de fincas productoras. 

“He sido agricultor al igual que mis padres y esta zona donde nací tiene unas tierras muy productivas y se dejan trabajar. Yo les digo a los jóvenes campesinos que, aquí, hay mucho por hacer”, señaló Norbey Manjarréz, quien se certificó en Manejo Integrado de Plagas.

Actualmente, el SENA adelanta un proceso de evaluación y certificación de competencias laborales con 160 personas de esta misma empresa. Se estima que terminarán en dos meses. Sin embargo, con la Mesa Sectorial de Floricultura están trabajando en nuevas normas de competencia para aplicarlas en estas empresas de cultivo de flores.

“El SENA ya es un referente para las grandes empresas como Elite Flower. Esto nos ha permitido apoyar la labor del campesino a través de diferentes certificaciones. Nuestro compromiso se enfoca en fortalecer la productividad y empleabilidad en las zonas rurales”, enfatizó el director de la regional Cundinamarca, Gustavo Adolfo Araque. 

La entrega de certificados para los floricultores se llevó a cabo en el colegio de la Fundación Fernando Barrero Caicedo, a dos kilómetros de la ciudad de Bojacá, que fue creada por la empresa Elite Flower para la comodidad y preparación de más de 500 niños hijos de los trabajadores de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario