viernes, 11 de noviembre de 2016

Tráfico millonario detrás de las mortales ranas doradas


Una semana después de la desaparición en el Chocó del extranjero Arsen Voscanyan, aparentemente secuestrado por el Eln, las autoridades mantienen la hipótesis de que intentaba sacar ilegalmente del país ranas doradas, una especie endémica de esas selvas.
    Habitantes de la región aseguran que Voscanyan, de nacionalidad armenia, pero quien entró al país con un pasaporte ruso, estaba en la zona con otro extranjero con el interés de tener contacto con lugareños que conocen los sitios de cría de esos anfibios, los más venenosos del mundo.
   La rana dorada no mide más de cinco centímetros y es capaz de producir una toxina mortal que es utilizada por laboratorios ilegales en Europa para fabricar drogas de alta efectividad contra el dolor, supuestamente más efectivas que la morfina pero sin sus efectos adictivos.
  La Policía Ambiental asegura que los traficantes pueden conseguir hasta 1.500 euros –unos 5 millones de pesos– por ejemplar y en un solo viaje se pueden llevar 100 o más de estas ranas, que están en alto riesgo.
  Las investigaciones aseguran que los traficantes suelen contratar a indígenas embera para localizarlas. Tradicionalmente, ellos han utilizado la exudación de la rana, que es un alcaloide de altísima concentración, como veneno para sus flechas. De allí que la especie se conoce también como ‘rana dardo’.
Fuente:eltiempo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario