jueves, 25 de enero de 2018

El mundo se ahoga en la llamada ‘tecno basura’

La Universidad de las Naciones Unidas reveló recientemente un informe que da cuenta de lo costoso que le resulta al planeta el alto consumo tecnológico. El documento llamado ‘Global E-waste Monitor 2017’ sostiene que durante el año 2016 en el mundo se produjeron 44,7 millones de toneladas de ‘tecno basura’.

Los productos tecnológicos desechados abarcan televisores, computadores (portátiles y de escritorio), smartphones y tabletas, también se encuentran electrodomésticos y bombillas fluorescentes.

La preocupación radica en los componentes químicos utilizados para la fabricación de estos productos que en ocasiones son peligrosos para la salud del ser humano. Esto sin contar el alto costo de vida animal y de flora que se ven afectadas por tales desechos.

Colombia no es ajena a esta problemática, según el informe el país produjo 275 mil toneladas de ‘tecno basura’, por eso el Gobierno nacional viene trabajando en la implementación de políticas para hacer un buen uso de los desperdicios tecnológicos.

“El Misterio de Ambiente expidió la política nacional de manejo de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos, en el marco de lo que nosotros llamamos ‘Programas de Posconsumo’ y es muy importante”, aseguró el Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Luis Gilberto Murillo.

Uno de los inconvenientes en el país es el desconocimiento que existe por parte de las empresas que no saben qué hacer con la ‘tecno basura’ que producen. Así lo expresó el gerente de Ekosolv, Mario Castilla, empresa experta en soluciones ambientales.

 Según el informe de Naciones Unidad se desconoce dónde van a parar el 76 por ciento de los desperdicios tecnológicos en el mundo. Así que no se sorprenda si al salir de su casa o trabajo, se topa con un pedazo de celular o televisor.

Ecolecta en Bogotá

Este es un programa de la Secretaría Distrital de Ambiente que busca promover la entrega voluntaria de residuos peligrosos que los ciudadanos guardan en sus casas sin darle uso alguno, los cuales se pueden disponer en diferentes puntos de la ciudad, sin ningún costo.  

En estos puntos las personas pueden llevar envases de insecticidas domésticos y los aparatos eléctricos y electrónicos que funcionan con pilas, baterías o corriente eléctrica que ya no funcionan o no utilizas y que probablemente quieres deshacerte de ellos, como pequeños electrodomésticos (planchas, radios), computadores y  periféricos (impresoras, teclados, mouses), televisores, bombillas ahorradoras y fluorescentes, pilas, baterías, celulares y cargadores

No hay comentarios:

Publicar un comentario