domingo, 30 de septiembre de 2018

Colombianos no saben qué hacer con medicamentos vencidos o en desuso


Un estudio realizado por el Centro de Información de Medicamentos (Cimun) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) para el Ministerio de Salud, a partir de una muestra conformada por 450 encuestas realizadas en Bogotá, Barranquilla, Bucaramanga y Cali, preguntó respecto a la disposición final de los medicamentos que ya no serán usados, los resultados fueron: 22 % lo arroja a la basura, 18 % lo dona a distintas instituciones, otro 18 % no tiene conocimiento sobre el procedimiento a seguir en estos casos, 6 % lo arroja al inodoro o lavamanos y 3,8 % lo entrega en puntos especiales para ser reciclado.

“Como sociedad y país resulta muy preocupante que nuestro sistema de salud contemple la entrega medicamentos que no serán empleados”, destaca el profesor José Julián López, director del Cimun. Para el docente, aunque la gran mayoría de medicamentos que se desechan corresponden a tratamientos para hipertensión, diabetes y dislipidemia, también se han encontrado algunos para el cáncer, cuyo costo puede oscilar entre los 40 y 50 millones de pesos.

Hogares, el principal problema

Según el estudio se pudo establecer que en el 78 % de los hogares de la muestra había medicamentos sobrantes, y aunque el 25 % de ese porcentaje equivale a que las personas se mejoraron y dejaron de tomarlos, un 15 % manifestó que había olvidado terminar el tratamiento, un 6 % recibió dosis de más por parte de la EPS, y un 10 % debió cambiar la medicación.

A pesar de las campañas sobre la correcta disposición de medicamentos, el 81 % de los encuestados no tiene conocimiento de los puntos donde podría disponer en forma adecuada de aquellos que ya no usa. Sin embargo el 91 % manifestó ser consciente de las posibles afectaciones que podrían causar al medioambiente, pero cerca del 50 % considera que arrojarlos a la basura es un procedimiento adecuado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario